Jump 361

EL AGRO Y LAS PÁGINAS WEB

EL AGRO Y LAS PAGINAS WEB

En marketing digital se acostumbra dividir las páginas web en institucionales y de compra/venta o e-commerce. Esto responde principalmente a que en las primeras no existe la posibilidad de añadir un producto al carrito, insertar un medio de pago, seleccionar la forma de envío y esperar a que nos llegue a nuestro domicilio. Pero que los nombres no nos confundan porque ambos sitios buscan lo mismo: VENDER.

Clasificación por rubro:

El agro es uno de los sectores que incluye los dos estilos de páginas web según el tipo de negocio del que se hable. Un vendedor de insumos ganaderos puede sacar provecho de una web e-commerce al cargar cientos de productos y venderlos directamente a clientes de todo el país. Por su parte, un productor ganadero o uno agrícola de venta a granel necesita una web institucional donde pueda contar la historia de su cabaña o empresa, mostrar la calidad de sus animales o granos y disponer de un formulario de contacto donde puedan registrarse potenciales clientes del país o del mundo.

En ambos casos el negocio impone su nombre y marca para diferenciarse del resto con la propiedad de un canal de comunicación y venta personalizado.

A continuación creamos una tabla para que puedas ver qué tipo de página es la recomendada para tu negocio:

WEB E-COMMERCE

Veterinarias – Agronomías (Comerciantes de insumos: sanidad, nutrición, alimento balanceado, inseminación artificial, semillas, fertilizantes, agroquímicos)

WEB INSTITUCIONAL

Cabañas
Tambos
Laboratorios
Consignatarios
Acopiadores
Transportistas
Contratistas rurales
Comerciantes de maquinarias
Fabricantes de instalaciones

Índice de contenido:

 

 

CONSIDERACIONES ANTES DE CREAR PAGINAS.

Hoy vamos a dar una serie de recomendaciones para todo aquel que esté analizando crear su propio sitio web. Si ya leíste nuestro primer artículo vas a notar que aparecen los nombres de algunos componentes del marketing y otros no. Simplemente hay variables que impactan de forma más directa que otras y su análisis resulta prioritario en relación a crear un sitio web. A la larga el negocio debe analizar cada componente de un plan de marketing.

También veremos cómo se introducen temas de otras áreas de los negocios como finanzas o recursos humanos. Estas cuestiones pasan desapercibidas en muchos profesionales con alcance en una sola área del marketing.

 Lo que está detrás de un sitio web es un negocio. Una empresa. 

Tener un equipo que abarque todas las áreas de administración, más diseño, fotografía y programación puede hacer la diferencia en el marketing digital y tu negocio. 

 

 

Web E-Commerce: 

 

Resultados esperados y fondos disponibles (Finanzas)

Como cualquier otra inversión en infraestructura o maquinaria, cuando analizamos avanzar a algo más grande o potente tenemos que pensar primero las razones de esa ampliación y lo que esperamos que suceda cuando se concrete.

La creación de un e-commerce puede ser un medio para generar una oportunidad o un medio para aprovechar una oportunidad. Depende de la situación que presente el negocio.

Si actualmente estamos utilizando algún canal de ventas digital alternativo como una red social o un market place (ej. mercado libre) y nuestras ventas muestran un crecimiento sostenido, es un buen indicador para considerar la creación de un sitio propio.

De igual manera, si aún no percibimos ese crecimiento sostenido, o no logramos los resultados que esperamos, también podemos optar por crear nuestro e-commerce y brindar un mejor servicio, incentivar a nuestros clientes y destacarnos entre la competencia.

La diferencia la encontramos en los resultados esperados para el corto y mediano plazo. Si vamos a invertir en un proyecto donde tenemos la información de la evolución sostenida en el tiempo; con mayor seguridad los resultados podrán estar orientados al corto y mediano plazo. Sin embargo, si la decisión de inversión se toma para un proyecto donde no disponemos de información que nos de certezas de crecimiento o patrones de conductas de nuestros clientes, entonces, los resultados difícilmente sean inmediatos.

Es primordial ser consciente de la situación y los rendimientos esperados para no frustrarnos ni comenzar un proyecto y abandonarlo antes de obtener sus frutos. 

Si vamos a iniciar con un nivel de ventas bajos debemos contar con los fondos necesarios para sostener la inversión independientemente de los resultados que se obtengan en los primeros meses.

 

 

Secciones del sitio (Marketing: segmentación)

Los potenciales clientes pueden agruparse bajo diferentes características que resulten convenientes.

¿A qué ubicación geográfica vamos a apuntar?, ¿Qué tipo de producción tiene esa zona?, ¿Qué productos necesitan para llevar a cabo esa producción?.

Además de ayudar a definir el mix de productos, a la hora de crear un e-commerce necesitamos conocer el público objetivo para entender cuál es la mejor forma de organizar las secciones de nuestro sitio. Si queremos maximizar las ventas tanto en número de clientes como en volumen por cliente debemos presentar los productos de la forma más cómoda para ellos. 

Por ejemplo, si tenemos un e-commerce que apunta a un mercado nacional y ofrecemos productos tanto para el agro como para la ganadería, deberíamos dividir nuestro menú en “insumos agrícolas – insumos veterinarios”. A su vez, el primer grupo lo podríamos subdividir en “semillas – fertilizantes – agroquímicos” y al segundo en “instrumental – insumos para tambos – nutrición – inseminación artificial”, etc. Dependerá de quién es nuestro público meta y como entendemos su forma de explorar nuestro sitio para brindar la experiencia de compra ideal .

 

 

Variedad de productos y stock (Marketing: Producto. Operaciones: Gestión de stock)

Cuando vendemos en nuestro local físico a las personas de nuestra ciudad o pueblo solemos tomarnos ciertas licencias a la hora de stockearnos. Muchas veces se trabaja a pedido y solo se cuenta con unidades de los productos de mayor rotación, y ante el pedido de un faltante o de un artículo que desconocemos, conversamos con nuestro cliente para brindarle una solución.

Cuando vendemos a personas de otras localidades o regiones por medio de un sitio web y disponemos de un mix acotado de productos, la situación no es tan favorable. En muchos casos el cliente no concreta la venta debido a infinitas variables como el costo del envío, o porque no resulta conveniente comprar algunos productos en nuestra tienda y los demás en otra. 

En alta competencia obtendrá mejores resultados aquel que mayor variedad de productos tenga dentro del segmento elegido.

Un comercio no está obligado a tener todos los productos del mercado, pero sí atender con sus productos la mayor cantidad de necesidades posible del segmento que eligió.

Existen algunas alternativas temporales para solucionar inconvenientes con el stock. En algunos casos los negocios funcionan de forma híbrida, es decir, confirman las existencias y realizan el cobro de las mismas en una etapa posterior a la compra del cliente en nuestra web. Otros arriesgan más y aceptan el pago de los productos sin tener stock y encargan la mercadería una vez que el cliente finaliza su compra.

Estas decisiones son útiles en determinadas circunstancias pero, aplicadas de manera continua y sin el control necesario terminan desgastando tanto a la empresa como a los clientes. Lamentablemente, tarde o temprano se encuentran con la incómoda situación donde el proveedor no puede enviar la mercadería solicitada por algún motivo y el negocio debe devolver el dinero o gestionar una nota de crédito al comprador online, obligados a poner el esfuerzo (tiempo y recurso) en el servicio al cliente para sostener la imagen de la empresa.   

 

 

Fotografías (Marketing: comunicación) 

Nuestros productos necesitan destacarse y por eso la imagen es la clave. Suele pasarse por alto pero para conseguirlo debemos lograr fotografías e imágenes que, al exhibirlas en nuestra web, demuestren la calidad que queremos que nuestros clientes perciban de nosotros y nuestros productos y servicios. Además, en el caso de los e-commerce, se acostumbra manejar catálogos con cientos de productos que equivalen a cientos de imágenes, por lo que debemos tener un buen plan de creación de contenido.

Por suerte, existen proveedores que nos allanan el camino y nos brindad fotografías de calidad de todos sus productos para ser utilizadas en nuestro sitio. Pero esto no es la regla de todos los mercados ni mucho menos. Generalmente tenemos que encontrar por nuestra propia cuenta una forma eficiente y rápida de hacernos de las imágenes para poder publicar los productos. 

 

 

Información técnica (Marketing: comunicación)

Pensemos en una compra en un local físico: Antes de realizar la compra de un producto el cliente chequea cuestiones técnicas con el vendedor para estar seguro de lo que va a llevar, hace preguntas, mira el envase del producto o revisa un folleto. Todas estas inquietudes tambien deben ser aatendidas en el entorno digital, principalmente en la descripción técnica de cada artículo. 

Aunque se ofrezca la atención al cliente en formato telefónico o chat, la regla es disminuir al máximo los pasos que debe dar el cliente para cerrar su compra. Por lo tanto, brindar toda la información posible y necesaria sobre nuestros productos ayudará al cliente a decidirse de manera más rápida y segura.

 

 

Habilitación (Legales)

Si la estrategia apunta a vender a cualquier punto del país, debemos ser conscientes de los aspectos legales a cumplir para vender productos de sanidad como antibióticos y sedantes.

 

 

Personal (Rrhh: capacidad de atención a clientes y venta, conocimientos del producto y conocimiento de idiomas -en caso de campañas internacionales-. Marketing: estrategia de comunicación) 

El stock y los precios de nuestros productos varía continuamente. Sobre todo en Argentina. Por lo tanto es necesario contar con una persona que, una vez creado nuestro sitio, se encargue de efectuar las actualizaciones correspondientes. 

 

 

 

Web Institucional:

 

Branding y posicionamiento. (Marketing: Posicionamiento, comunicación)

Una web institucional posee habitualmente una mayor cantidad de contenidos en formato de imagen, video y texto que un e-commerce. Cada uno de estos contenidos tiene el objetivo de comunicar algo de la empresa o la cabaña en cuestión. Al hacerlo transmitirán inevitablemente un estilo que posicionará una idea en la mente de los potenciales clientes.

Debemos definir previamente la idea que queremos posicionar para que cada uno de estos contenidos necesarios transmitan lo que nosotros queremos expresar.

¿Queremos transmitir tradición?, ¿fuerza?, ¿naturaleza?, ¿tecnología?. Desde ya los negocios combinan más de una de estas cualidades pero en la mente de los consumidores solo podemos dejar una.

¿Qué pasaría si por no definir lo que somos el encargado de crear los contenidos de nuestra web transmite excesiva seriedad y formalismo cuando en la práctica lo que nos caracteriza y cierra ventas es el trato cálido y amistoso?. Mejor dejemos en claro nuestro posicionamiento antes de realizar cualquier acción.

 

 

Segmentación (Marketing: Segmentación)

Al igual que en un e-commerce, debemos definir previamente a qué tipo de cliente vamos a “hablarle”. Es verdad que la web está orientada a comunicar sobre nuestra historia, productos y servicios; sin embargo los puntos a destacar y el estilo de la información también debe tener en cuenta a nuestro cliente objetivo. 

Debemos lograr el equilibrio entre mostrar «lo que somos» y «lo que tenemos» de la forma en la que sentimos que nuestro cliente meta puede comprender y valorar. 

Por eso es tan relevante definir y describir a nuestro segmento.

 

 

Información (Marketing: Comunicación. Dirección: Gestión del conocimiento)

¿De donde saldrá la información a publicar en nuestro sitio web? 

Algunas veces con entrevistas a los dueños o encargados del negocio alcanza para recabar todos los datos que se utilizarán en la creación de contenidos. Otras veces es necesario analizar una gran cantidad de información técnica e histórica dispersa entre documentos y distintas personas del negocio. La disponibilidad de tiempo y la predisposición a brindar esta información es la clave para transmitir correctamente lo que somos.

 

 

Personal (Rrhh: capacidad de atención a clientes y venta, conocimientos del producto y conocimiento de idiomas -en caso de campañas internacionales-. Marketing: estrategia de comunicación)

Por lo general las webs institucionales necesitan poca actualización o monitoreo, pero hay que tener en cuenta que si tenemos como objetivo captar formularios de contactos, deberá tener un encargado de controlar los formularios y/o mensajes recibidos para no perder oportunidades de ventas.

 

 

 

VISIÓN INTEGRAL

Este pequeño listado buscó resaltar los primeros puntos que un negocio debería analizar antes de crear una página web. A la hora de crear el sitio aparecerán muchas otras cuestiones técnicas y estratégicas. Todo se puede solucionar, crear y mejorar, lo importante es conocer y comprender el panorama completo para evitar llevarnos sorpresas, trabajar las prioridades y planificar los detalles para lograr los mejores resultados posibles.

¿Estás listo para crear tu página web?

Si tenés dudas en algunos de los puntos mencionados o en cualquier asunto de tu empresa, podés hacernos tu consulta, en Jump ¡tenés un equipo completo!.

¿Estás listo para crear tu página web?

Si tenés dudas en algunos de los puntos mencionados o en cualquier asunto de tu empresa, podés hacernos tu consulta, en Jump ¡tenés un equipo completo!.

Dejanos tu mensaje